conoce img

Conoce más sobre

el cáncer de próstata

Muchos hombres no saben nada sobre el cáncer de próstata y no se hacen estudios por miedo y el estigma que existe alrededor de la condición. Es importante entender que esto no nos hace menos hombres ni menos valientes. El valor, recuérdenlo, consiste en decidirnos a enfrentar los miedos y reconocer que somos vulnerables.

Mírenme a mí, que con todo y esta condición he seguido en pie dentro del cuadrilátero, y lo más importante que he aprendido a lo largo de mi lucha es que la información es la mejor arma para preparar la estrategia de ataque. Lo importante no es vencer el miedo, porque ese siempre va a estar ahí; lo verdaderamente importante es hacerle frente con buen ánimo y las mejores herramientas posibles.
Pero empecemos por el principio y entendamos que es la próstata ya que pocos hombres saben sobre esta parte tan importante de su anatomía.

01.

¿Qué es la
próstata?

Es una glándula que se encuentra debajo de la vejiga y rodea la uretra (el conducto que lleva la orina fuera del cuerpo) antes de conectarse con la base del pene. En estado saludable tiene el tamaño de una nuez.

Su función principal es fabricar el líquido prostático que protege a los espermatozoides, es decir, ayuda a crear la vida. Sin próstata el hombre se vuelve infértil y su mal funcionamiento puede acelerar la muerte.

02.

¿Qué es el Cáncer de
próstata (CaP)?

Es un tumor maligno que empieza a crecer sin control en la glándula prostática. Se trata de una enfermedad silenciosa ya que en etapas iniciales no presenta dolor, ni síntomas.

03.

Factores de riesgo (de acuerdo a la
American Cancer Society) *

Edad
Es poco común que el cáncer de próstata afecte a los hombres menores de 40 años, pero la probabilidad de padecer cáncer de próstata aumenta rápidamente después de los 50 años.

Raza
El cáncer de próstata es más frecuente en hombres de raza negra y en hombres del Caribe con ascendencia africana que en los de otras razas. El cáncer de próstata es menos frecuente en los hombres asiático-americanos y en los hispanos/latinos que en los hombres blancos. No están claras las razones de estas diferencias raciales y étnicas.

Antecedentes familiares
El cáncer de próstata afecta más a algunas familias, lo cual sugiere que en algunos casos puede haber un factor hereditario o genético. Si el padre o el hermano de un hombre padecen cáncer de próstata, se duplica el riesgo de que este hombre padezca la enfermedad. También, el riesgo es mayor en el caso de los hombres que tienen varios familiares afectados, particularmente si tales familiares eran jóvenes cuando se les encontró el cáncer.

Cambios genéticos
Varios cambios genéticos heredados parecen aumentar el riesgo de padecer cáncer de próstata, pero probablemente son sólo responsables de un pequeño porcentaje de casos en general. Por ejemplo:
• Las mutaciones hereditarias de los genes BRCA1 o BRCA2 aumentan el riesgo de padecer cánceres de seno y de ovario en algunas familias. Las mutaciones en estos genes (en particular en el BRCA2) también puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de próstata en algunos hombres.
• Los hombres con el síndrome de Lynch (también conocido como cáncer colorrectal hereditario sin poliposis o HNPCC), una afección causada por cambios genéticos hereditarios, tienen un mayor riesgo de padecer varios tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de próstata.

Otros factores con menos efecto claro en el riesgo de cáncer de próstata
• Alimentación
• Obesidad
• Tabaquismo
• Exposiciones a sustancias químicas
• Inflamación de la próstata
• Infecciones de transmisión sexual
• Vasectomía

* https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-prostata/causas-riesgos-prevencion/factores-de-riesgo.html

04.

Importancia de un
diagnóstico oportuno

Por lo general el cáncer de próstata no presenta síntomas en etapas iniciales, a diferencia de cuando está en etapas avanzadas. Si existe la sospecha será necesario realizar pruebas para confirmar el diagnóstico.

Aun cuando seis de cada diez casos se registran en hombres mayores de 65 años, si se detecta en etapas tempranas puede curarse, sin embargo, desgraciadamente hay muchos estigmas y prejuicios entre los hombres para realizarse los estudios necesarios que impiden llegar a un diagnóstico oportuno.
Para detectar el CaP a tiempo es muy importante que a partir de los 40 años todos los hombres se realicen pruebas cada año para descartar riesgos o tener posibilidades de actuar oportunamente.

Un diagnóstico positivo de la enfermedad no debe desanimarte ya que todavía hay mucho que hacer para fortalecer tu lucha. Existen diversos tratamientos que nos dan la oportunidad de curar la condición por completo o bien retrasar la metástasis y ofrecerte una mejor calidad de vida, libre de síntomas.

¡Quítate el miedo y visita a tu médico! La principal virtud de un luchador está en el valor de enfrentar el miedo, en quitarnos la máscara y reconocer nuestra parte más vulnerable, en pedir ayuda y reconocer que no somos invencibles.

05.

Elementos de
Diagnóstico

Examen rectal digital (DRE): consiste en una prueba que permite al médico revisar la parte inferior del recto, para detectar si existen abultamientos o áreas firmes en la próstata que generen sospecha de cáncer.

Prueba de Antígeno Prostático (PSA): Es una sustancia producida por la próstata y su elevación hace sospechar de alguna enfermedad. Se utiliza para el diagnóstico y seguimiento del cáncer de próstata.

Biopsia de próstata: Es un procedimiento que consiste en la extracción de una muestra del tejido de la próstata para ser revisada al microscopio por un médico patólogo. Es indispensable para el diagnóstico definitivo de CaP y para clasificarlo de acuerdo a su agresividad.

Ecografía transrectal: En este examen se realiza un ultrasonido a través del recto para buscar áreas anormales en la próstata.

Escáneres y rayos X: las imágenes ayudan a determinar si el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo (metástasis).

06.

Estadios del
cáncer de próstata

El cáncer de próstata presenta diferentes etapas o estadios de progresión y debido a que la gran mayoría son asintomáticos inicialmente, el 70% se diagnostican en etapas avanzadas de la enfermedad. Estos estadios son los siguientes:

Cáncer de próstata localizado o localmente avanzado: el cáncer se limita a la próstata.

Recurrencia bioquímica: Es aquel que, tras haber recibido un tratamiento primario con intención curativa (que suele ser cirugía o radioterapia), tiene un aumento del PSA.

Sensible a hormonas (HS): es el cáncer de próstata que aun responde a tratamientos médicos o quirúrgicos para reducir los niveles de testosterona y así controlar la condición.

Cáncer de Próstata Resistente a Castración (CRPC): este tipo de cáncer ya no responde a un tratamiento médico o quirúrgico para reducir los niveles de testosterona y así controlar la condición.

Cáncer de próstata no metastásico resistente a la castración (nmCPRC): Es aquel que no se ha diseminado a otras partes del cuerpo, pero no responde a un tratamiento médico o quirúrgico para reducir los niveles de testosterona y así controlar la condición.

Metastásico: Es aquél que se ha propagado a otras partes del cuerpo fuera de la próstata.

Cáncer de próstata metastásico resistente a la castración (mCRPC): cáncer de próstata que se diseminó a otras partes del cuerpo y ya no responde a un tratamiento médico o quirúrgico para reducir los niveles de testosterona y así controlar la condición.

07.

¿En qué etapa
me encuentro yo?

Después de diversos tratamientos médicos y/o quirúrgicos el cáncer no ha desaparecido, pero aún no ha hecho metástasis evidente, clínica o radiográficamente. Sin embargo, el antígeno prostático sigue aumentando y es cuestión de tiempo para que aparezca la metástasis.

Mi médico me ha dicho que de momento debo permanecer en observación pero actualmente existen terapias innovadoras que en esta etapa pueden contribuir a retrasar la aparición de metástasis y los síntomas relacionados.

Preguntas que te debes hacer si te encuentras en esta fase:
• ¿Tienes cáncer de próstata que no se ha diseminado a otras partes del cuerpo?
• ¿Has tenido un tratamiento quirúrgico o estás actualmente en algún tratamiento médico que reduce la testosterona?
• ¿Están aumentado los niveles de antígeno a pesar de tener niveles bajos de testosterona en la sangre?

*Si respondiste en positivo a estas preguntas, es tiempo de hablar con tu médico sobre las opciones de tratamiento que pueden ayudarte en esta etapa.